Archivo de la etiqueta: surrealismo

Claude Cahun, precursora de la androginia

Desde el 28-10-2011 hasta el 05-02-1012 podemos disfrutar en el Virreina Centre de la imatge de Barcelona de la espectacular y precursora obra de Claude Cahun, una polifacética y libertaria francesa nacida en Nantes y posteriormente afincada en Yersey que dedicó su vida a reivindicar la emancipación femenina a través de las múltiples disciplinas que practicaba, entre ellas la fotografía.

Cahun posee una amplia colección de autorretratos en los que hace uso de performances haciendo una fuerte crítica a la diferenciación de géneros, disfrazada de hombre, hindú, forzudo de circo o mujer adinerada entre otros muchos y en los que logra dificultar en sobremanera el reconocimiento de su género, conteniendo similitud con obras posteriores de fotógrafos como Cindy Sherman o Robert Mapplethorpe.

Otra parte de la obra fotográfica de Claude Cahun, sin abandonar su reivindicación andrógina, es la que abraza a la rama surrealista, en las que utiliza el fotomontaje, dobles exposiciones o bodegones de estrafalaria composición.

En el Andén

Este fotomontaje de Grete Stern, en blanco y negro sobre papel 19 x 28 cm, fue publicado hacía 1949 en la revista “Idilios” y pertenece a la serie “Sueños”. Stern de origen judío se formó en la Bauhaus y sus obras están ligadas a la corriente surrealista, tras la llegada de Hitler al poder decidió emigrar a Inglaterra, donde abrió un estudio fotográfico, tras contraer matrimonio con Horacio Coppola, fotógrafo Argentino, abrió un estudio fotográfico y de publicidad en Buenos Aires, más tarde realizó sus primeras exposiciones como fotógrafo en argentina. Tiempo después de la separación de su marido, entre 1948 y 1952 realizó fotomontajes semanales para la ilustración de “Sueños” en la sección “El psicoanálisis le ayudará”. Esta publicación fue idónea para que Grete Stern diera a conocer su reclamación de igualdad a la sociedad argentina en su particular visión del papel de la mujer en esta.

En la imagen aparece una mujer vestida con americana clara y falda oscura, sujetando un objeto en su mano izquierda con una expresión de horror, situada en la línea de fuerza derecha como elemento principal de la imagen. En la parte izquierda aparece un tren que surge del mar con una amenazante cabeza de tortuga en el extremo derecho, la escena transcurre en una playa, con el mar algo agitado y nubes espesas. La imagen posee una gran cantidad de tonos oscuros que transfieren mayor dramatismo a la imagen.
Este onírico fotomontaje construido de forma magistral se puede interpretar como el miedo de la mujer a ser arrollada por el paso del tiempo, representado por la cabeza de la tortuga que emerge del principio del vagón, y el mar agitado en representación de la desilusión y angustia como apoyo a la expresión de la mujer, que es reprimida por la sociedad machista de la época. Sin embargo, también se podría hacer la interpretación del vagón y la cabeza de tortuga como una figura masculina amenazante y la expresión de la mujer ante una agresión inminente.